Cada vez que me propongo un cambio, están presentes hábitos que traigo desde atrás, algunos hasta de cuando era niña. No soy deportista, al gimnasio voy por temporadas, entonces cada vez que voy significa un cambio en mi vida. Las excusas no faltan para ir, para no ir, de eso quiero hablarte compartir cómo lo estoy organizando en este momento, espero que te ayude a ir al gym y a estar super contenta de hacerlo, como me pasa a mi ahora.

Al volver de las vacaciones me planteé hacer actividades físicas de forma regular. Me gustan mucho las clases de baile de bollywood que ya no pude retomar por cuestiones de horarios. Así que estuve viendo opciones, teniendo en cuenta que estuviera cerca del despacho o de casa, horarios y si la actividad, en sí misma, es motivadora para mí.

Te cuento cómo lo estoy organizando porque aquí aparecen las excusas que impiden cumplir con este propósito, nada más ni nada menos, que cortar la inercia de estar sentada en la ofi por lo menos 7 horas aunque no sean continuas. A ti también te ocurre que por inercia tienes excusas para no hacer ejercicio físico?

Hice una lista de las justificaciones “inventadas” (creencias) para no cambiar el hábito de estar “sentadita” sin moverme:

  1. “Siempre me pasa algo”: Estoy de vacaciones, dormí mal tengo el “cuerpo” roto, estoy con gripe (con gastroenteritis) o con dolor de muelas; las excusas no faltan.
  2. “Mañana lo hago”No pasa nada si no lo hago un día, mañana lo hago.
  3. “Me miento”: No puedo ir al gym; porque he estado tan ocupada (con los niños, en la ofi, con mi hermano…)
  4. “No pasa nada”: No pasa nada porque una semana no vaya.
  5. “Falta de control”: No puedo ayudarme a mí misma, siempre postergo mis objetivos.
  6. “Falta de flexibilidad”: Los horarios no se adaptan a mi rutina (de verdad?)
  7. “Pereza”: La cabra tira al monte dice el dicho, pues es más fácil quedarme mirando el Facebook o la serie de moda.
  8. “Estoy fuera de forma”: Claro, cómo no voy a estarlo, si lo dejo día sí y otro día también.

¿Te suenan estas excusas? A mí todas y cuando me lo explicáis en el curso o en consulta. Como soy de carne y hueso, un ser humano con las mismas “justificaciones”, esta vez quiero superar mis propios bloqueos y fui un paso más allá. Hacer una lista de creencias a favor de conseguir y MANTENER el ejercicio, aquí van:

  1. “No hay nada más importante que cuidarme”: Si, ya sé que está muy repetido, hay algo más importante que “sentirme bien”?
  2. “Sube mis endorfinas”: Naturalmente me siento más contenta, si es verdad, al volver mi mente está despejada, mi cerebro se ha oxigenado wow!
  3. “He ido superando etapas”: Cada semana en la cinta de andar, en la bicicleta, voy superando tiempo y nivel. La recompensa es que “si puedo”.
  4. “Voy a mi ritmo”: De momento no entro en las clases, pero estoy mejorando mi ritmo.
  5. “Me da igual”: Si, me da igual ir sola, llevo mi iPhone y pongo un podcast o un audiolibro, cuando estoy en la cinta andadora o en la bici. Se me pasa la hora volando.
  6. “Ya no estoy hinchada”: Si retengo líquidos o estoy hinchada, cuando vengo del gym además de sudar activa mis riñones.
  7. “Está en mi agenda”: Lo que quiero decir que esto no es lo último de mi lista, sino que ya está en mis planes, que lo tengo en “mente”.
  8. “Estoy ágil y me canso menos”: El año pasado fui de viaje con una amiga un fin de semana, subimos al campanario de una maravillosa iglesia de Toledo, casi no llego arriba, me faltaba el aire, totalmente fatigada. Este año, fuimos de excursión otro fin de semana y “ella me dijo, ya no te cansas, ni te quejas”… “estoy ágil” le contesté.

Bueno te cuento cómo estoy consiguiendo cambiar mis hábitos:

Me propuse, por lo menos, ir 50 minutos un mínimo de 2 veces por semana y como meta 4 veces por semana. El horario, no es asunto sencillo, porque si lo dejo para el final del día, no voy, soy de las que por la mañana estoy plena de energía pero una vez que pasan las 5 de la tarde, cualquier actividad física me cuesta más. Por tanto voy antes de comer, lo que hago es retrasar el almuerzo.

Cuéntame cuáles son tus excusas y ver posibles soluciones o estrategias para salir de estos círculos viciosos y ser más felices ¿por qué no? Todo es posible.

Share

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »